Etiquetas

, ,

usa-cuba

Por Rosa Miriam Elizalde, Cubadebate

Cuba va a estas conversaciones con un espíritu constructivo, de diálogo, de respeto, sin menoscabo de su soberanía, dijo un alto funcionario de la Cancillería cubana a propósito de la ronda de conversaciones entre la Isla y los Estados Unidos, que comienza hoy en La Habana.

El funcionario, que pidió no ser identificado, afirmó que la parte cubana planteará su “preocupación por la Ley de Ajuste Cubano y la política ‘pies secos, pies mojados’, principal estímulo a la emigración ilegal desde la Isla”, durante la XXVIII Ronda de Conversaciones Migratorias entre Cuba y EEUU.

La reunión se realizará en La Habana este miércoles en la mañana y la Isla lleva en su agenda el “rechazo por la política vigente de otorgarle parole a los profesionales y técnicos de la salud en terceros países para que abandonen su labor”, norma establecida en el 2006 por la administración de George W. Bush.

También, espera que estas conversaciones sobre el tema migratorio “sean un espacio para hablar de la cooperación bilateral  para el enfrentamiento a la emigración ilegal”, dijo el funcionario en declaraciones a la que accedió Cubadebate. “Cuba expresará su disposición a incrementar esa cooperación”, añadió.

El jueves en la mañana está prevista la Reunión sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas, que será presidida por la Secretaria asistente para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Roberta Jacobson, y por la parte cubana por la directora general de Estados Unidos de la Cancillería cubana, Josefina Vidal.

“Cuba reiterará su disposición de continuar sosteniendo con el gobierno de EEUU un diálogo respetuoso, basado en la igualdad soberana y la reciprocidad, sin menoscabo de la independencia nacional y la autodeterminación del pueblo cubano”, reiteró el funcionario, quien comentó que durante este encuentro se intercambiará en torno a las bases y el instrumento jurídico que sustentaría el proceso de restablecimiento de las relaciones, guiado por las pautas establecidas en las Convenciones de Viena sobre intercambios diplomáticos y consulares.

“Cuba enfatizará que el restablecimiento de relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas en ambas capitales deberán basarse en los principios del derecho internacional, refrendados en la Carta de las Naciones Unidas, y en las Convenciones de Viena“, y recordó que ambos países son signatarios de esos instrumentos jurídicos, que incluyen, entre otros, el principio de la no injerencia en los asuntos internos de los Estados.

Relaciones civilizadas

“Esperamos establecer relaciones civilizadas entre los dos países, que tienen profundas diferencias y concepciones diferentes sobre diversos temas, pero que pueden convivir reconociendo y respetando esas diferencias, y a la vez, como vecinos cercanos que somos, (podemos) identificar áreas de interés mutuo en la que podamos desarrollar la cooperación en beneficio de ambos países”, añadió.

En este segunda reunión dedicada al restablecimiento de las relaciones diplomáticas, Cuba abordará la situación bancaria que tiene la sede de la Isla en los Estados Unidos, sin servicio desde hace casi un año. “Pensamos que para abrir las embajadas esto es algo que deberá ser resuelto”, y llamó la atención acerca del hecho de que es contradictorio que se abran las sedes en ambos países, mientras la Isla continúa en la Lista de Estados terroristas que emite el gobierno estadounidense.

Temas que hay que resolver

Hay temas que aún están por resolver para avanzar en la normalización de las relaciones: el levantamiento del bloqueo, y discutir las compensaciones a Cuba por daños y perjuicios por la aplicación de esta política durante más de 54 años. Recordó al respecto la “Demanda del pueblo” interpuesta ante los tribunales del país en el 2000, por los costos económicos y humanos del bloqueo.

Reiteró que “Cuba no está normalizando relaciones con EEUU, sino restableciendo relaciones diplomáticas con EEUU. La normalización es un proceso más largo y complejo”.

Reunión sobre asuntos bilaterales

El jueves en la tarde tendrá lugar la reunión, que como las demás se celebrarán en el Palacio de las Convenciones de La Habana, para debatir asuntos bilaterales, incluyendo aquellos pendientes de solución y áreas de cooperación entre ambos países.

Esta reunión también estará encabezada por Jacobson y Vidal, en representación de sus respectivos países, y a juicio de la fuente cubana a la que tuvo acceso Cubadebate, deberá propiciar un espacio para abordar las potencialidades de la cooperación bilateral.

Puso como ejemplo la cooperación en el enfrentamiento a la inmigración ilegal, la interdicción del tráfico de drogas, las posibilidades para evitar o limitar el impacto de derrames de petróleo, gestiones de búsqueda y salvamento, casos de accidentes aéreos y marítimos, y se ha empezado a dialogar sobre el monitoreo de movimientos sísmicos, entre otros.

Aseguró que en esta reunión la Isla reiterará la propuesta que ya le hizo al gobierno de EEUU de “sostener un diálogo respetuoso y sobre bases recíprocas sobre el tema de los derechos humanos”.

Acerca del interés de la parte norteamericana de vincularse con la sociedad civil cubana, “les damos la bienvenida para que se reúnan con algunas de las más de 5000 asociaciones y organizaciones legalmente reconocidas que conforman una vibrante sociedad civil en Cuba”.

El funcionario concluyó que “Cuba va al encuentro con un espíritu constructivo para sostener un diálogo respetuoso basado en la igualdad soberana y en la reciprocidad entre ambos países”.

Anuncios