65748531-AEAD-4EA4-BDA6-CFE765BE66D2_w640_r1_s

El Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación del Reino de España, José Manuel García-Margallo ha recibido este viernes en Madrid al Viceministro Primero de Relaciones Exteriores de Cuba, Marcelino Medina González, en el marco de la nueva doctrina de normalización de relaciones entre Cuba y los países de la UE aprobada el pasado mes de febrero.

   Durante el encuentro, se abordaron temas relacionados a las relaciones bilaterales y otros temas de interés mutuo, según un comunicado de la Embajada cubana.

   En el encuentro participó además, Eugenio Martínez Enríquez, Embajador de la República de Cuba en España y Pablo Gómez de Olea, Director General de Iberoamérica del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea aprobaron el pasado 10 de febrero las condiciones para negociar con el régimen cubano un acuerdo sobre diálogo político y cooperación que permita normalizar las relaciones con la isla y “alentar” reformas democráticas y modernización en la isla.

Se trata de un giro relevante en las relaciones bilaterales porque está llamado a reemplazar la Posición Común que la UE adoptó en 1996 –a instancias del gobierno español de José María Aznar–, pero no supondrá en la práctica un cambio sustancial en la política europea hacia la isla, según explican fuentes europeas.

   Cuba rechaza de plano la Posición Común, que condiciona las relaciones bilaterales a progresos democráticos en la isla, porque fue una medida unilateral de la UE, pero el bloque europeo ya ha advertido de que sólo contempla su eliminación si se logra concluir este acuerdo y tras una decisión unánime de los Veintiocho.

   El objetivo del futuro pacto es crear un “marco sólido, estable y predecible” entre ambas partes, lo que permitiría a la UE “animar a que haya un mayor respeto de los Derechos Humanos” y “apoyar los cambios y reformas” iniciados por el régimen de Raúl Castro. Las reformas democráticas “no se pueden comprar”, advierte un alto funcionario europeo, pero sí “acompañar”.

EUROPAPRESS

Anuncios