EMBAJADOR.1_20022014

El embajador venezolano en España, Mario Isea Bohórquez, aclaró que “en Venezuela no hay un estallido social, pero sí incitación a la violencia por parte de grupos opositores que quieren promover la idea de un guerra civil para provocar una intervención extranjera”.

Así lo hizo saber a un conjunto de periodistas de distintas agencias y medios de comunicación españoles, durante un conversatorio que sostuvo este jueves, 20 de febrero, en la residencia oficial de la misión diplomática.

El intercambio se produjo a fin de aportar a la prensa española datos veraces sobre los hechos de violencia focalizada que ha vivido el país en los últimos días y aclarar las dudas que los periodistas pudieran tener sobre estos hechos y la posición del gobierno.

Tras una primera exposición acerca de la situación actual en el país, Isea fue interpelado acerca del carácter democrático del gobierno venezolano por la detención del  dirigente opositor Leopoldo López, a lo que respondió de forma categórica señalando que “al señor  López no se le detiene por sus ideas políticas, no hay un plan contra la oposición, ni mucho menos”. “Al señor López se le detiene por haber indicios suficientes de que ha estado incitando a la violencia, los cuales los organismos judiciales están evaluando”, aclaró.

Añadió que “es deber del Estado detener la violencia venga de donde venga, actuar responsablemente, en el marco de la Constitución y las leyes, y con vocación inquebrantable de paz”. Isea insistió en la coherencia y moderación de las actuaciones del gobierno nacional, puntualizando que de los 99 indiciados desde el inicio de los actos vandálicos, sólo 13 continúan detenidos por la gravedad de sus cargos. Asimismo, recordó que el presidente Nicolás Maduro ha sido muy enfático al señalar que su gobierno no permitirá la violencia, ni actuaciones paralelas de ningún tipo fuera del marco de la Ley y que las instituciones están actuando en el ámbito de sus competencias en las distintas investigaciones para esclarecer los hechos y sus responsables.

Durante el diálogo, el Embajador detalló que los actos vandálicos que se han registrado no son espontáneos, sino que forman parte de un plan de algunos sectores de ultraderecha que están promoviendo focos de violencia, ubicados estratégicamente para generar una sensación de caos.

Aseguró que se cuenta con elementos de prueba suficientes que demuestran que esta estrategia premeditada cuenta con financiamiento internacional, tanto de Estados Unidos como del uribismo colombiano. No obstante, “las Fuerzas Armadas Nacionales han manifestado públicamente su total apego a la Constitución”, resaltó.

Por otra parte, el diplomático remarcó  “la total y absoluta garantía para que la gente en Venezuela proteste pacíficamente, pero no se puede tolerar ni el abuso, ni la incitación a la violencia”.

Otro de los planteamiento surgidos en la conversación aludió a las características del liderazgo de López, respecto a lo cual Isea expresó que “la mayoría de la gente no está de acuerdo con esa violencia; López ha sido un líder de la violencia y la gente quiere paz”. El Embajador señaló que después del gran triunfo del chavismo en las elecciones municipales del 8 de diciembre –en las cuales el presidente Maduro  triplicó los votos a Capriles, quien planteó esas elecciones como un plebiscito—parecen haberse desatado competencias de liderazgo y discrepancias internas en la oposición, algunas de tal cariz que han obligado al gobierno nacional a concertar la entrega de López con él mismo y su familia para poder garantizarle condiciones de seguridad, tras haber recibido amenazas de muerte por parte de grupos dentro de la propia oposición. “Es por esto que el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, le acompaña al sitio donde está siendo custodiado”, afirmó el Embajador.

Isea hizo hincapié en la vocación de paz del pueblo venezolano, refirió las cuantiosas muestras de apoyo de organismos internacionales y gobiernos de todo el mundo al gobierno encabezado por el presidente Nicolás Maduro y llamó a los sectores que adversan al gobierno a actuar por los cauces democráticos y pacíficos establecidos en el marco constitucional venezolano, que contiene todas las opciones electorales para resolver diferencias, incluyendo distintas modalidades de referéndums.

Anuncios