El embajador venezolano en España, Mario Isea, rememoró los 22 años de proceso bolivariano tras la rebelión cívica y militar del 4 de febrero de  1992 que marcó el liderazgo histórico de Hugo Chávez quien surge con la clara idea de lograr la inclusión social y la legitimidad constitucional de su nación.

“Nuestra política internacional nos obliga a trabajar por la paz. Venezuela es un territorio de paz, promueve la integración latinoamericana y caribeña, así como la cooperación con todos los pueblos del mundo”, expresó Isea en el coloquio conmemorativo realizado en el auditorio del Centro de la Diversidad Cultural de Venezuela en Madrid.

Raúl Morodo, académico español y ex embajador en Venezuela y Portugal, expuso el agotamiento de un sistema, de un régimen cuando ocurren los sucesos del 4F cuyos protagonistas retoman los ideales del Libertador Simón Bolívar al emprender el proceso político actual. “En Bolívar, la independencia va unida a la idea de libertad y de República. También el concepto de igualdad, que le deviene de Rousseau. Y la integración latinoamericana. Este mismo esquema, obtenido mediante la lectura por estos jóvenes militares de izquierda, progresistas, serán los elementos que irán desarrollando. Un proceso al que primero dan una salida militar y, más tarde, tras una rectificación, aceptan los procedimientos democráticos electorales”

El profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Valencia, Fernando Flores, destacó la continuidad del chavismo porque persiste la centralidad de lo social en la política, “algo que tanto escasea” –subrayó.  “En la elección de Chávez (en 1998) y en todo el proceso constituyente, el pueblo compareció, y de ahí, a mi modo de ver, la legitimidad que desde entonces arrastra la Constitución y el proceso político venezolano”.

Miguel Calahorrano, embajador de Ecuador en España,  aseguró que la salida a la escena política internacional de Hugo Chávez, significó la revitalización de los procesos políticos latinoamericanos. “Paz, transparencia, cuidado del medio ambiente, participación social, lucha por la equidad, resultan ser los nuevos paradigmas de estas revoluciones que plantea el comandante Chávez (…) El comandante Chávez nos da un hálito de valentía a todos los revolucionarios y nos dice es posible hacer cambios revolucionarios, que es posible juntar al pueblo y luchar por el pueblo”, apuntó.

El diplomático se refirió también a la importancia de los procesos políticos revolucionarios que se llevan a cabo en distintos países de América Latina y en los retos que supone la lucha contra la pobreza y la exclusión en la región.

La actividad contó con la presencia de los embajadores latinoamericanos Eugenio Martínez Enríquez, de Cuba; Verónica Rojas Berríos, de Nicaragua; María del Carmen Almendras, de Bolivia; además, asistieron también personalidades del mundo académico, periodistas y representantes de los colectivos de solidaridad españoles.

Fuente: embajada venezolana en Madrid

Anuncios