12175807154_aca5ec682e_c

“Lazos profundos unen nuestros países, un sentimiento de amistad aproxima nuestras sociedades. Brasil cree y apuesta por el potencial humano y económico de Cuba” Dilma Rousseff, presidenta de Brasil

La voluntad es recíproca. Brasil y Cuba estrechan sus nexos con el incentivo de las oportunidades aprovechables en beneficio mutuo. El crecimiento del puerto de Mariel, al oeste de La Habana, evidencia un reto común destinado a favorecer el tráfico marítimo de gran envergadura en sus mares. Responden así a una dinámica global de expansión del transporte y su logística asumiendo aportaciones que encaminan la segunda fase del proyecto tras la reciente inauguración de sus primeras instalaciones.

Desde el corazón de Suramérica el gobierno brasileño encara sus compromisos económicos con vocación social. Es una economía que emprende su fortalecimiento disminuyendo las desigualdades salariales  y favoreciendo la distribución del ingreso para lograr la inclusión de los más pobres. La clase media se ha incrementado de 63 a 102 millones de personas que están viviendo una revolución dentro de la pirámide de los segmentos sociales sin menoscabo de las altas rentas que remontan hasta el 39%. Aún 55 millones de habitantes pobres deben ser beneficiados por el proceso de evolución productiva.

12084699095_8563f361fd_b“Es un proceso virtuoso que crea su propio dinamismo”, expresó en Madrid  Luciano Coutinho, Presidente del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil. Su conferencia sobre perspectivas de desarrollo en su país destacó la planificación de proyectos a largo plazo como parte de una estrategia para ampliar y mejorar las infraestructuras gracias también a que la economía tiene un sistema bancario muy saludable que no ha estado expuesto a activos tóxicos y que esta respaldado por una reserva de más de 370 mil millones de dólares.

Diversos indicadores apoyaron la exposición de Coutinho ante empresarios españoles. Entre ellos detalló que la deuda neta pública cae al 35% del PIB y la inflación bajo control se mantiene dentro de una franja comprendida entre el 2,5 y el 6,5%. También subrayó que su país es un importante receptor de inversión directa extranjera. Solo en el 2013 los inversionistas foráneos ingresaron alrededor de 64 mil millones de dólares.

Brasil puede mirar a un horizonte de largo plazo en sus estrategias públicas y privadas de crecimiento de las infraestructuras, de su logística y de la industria con el apoyo de BNDES. El pasado año el banco nacional aprobó el desembolso de 111 mil millones de dólares destinados a las inversiones. La inyección de capital también tiene el propósito de incidir positivamente en la competitividad de la cadena productiva brasileña.

En un contexto de cooperación e intercambio continental, el socio suramericano de mariel-2Cuba aportará 290 millones de dólares para la segunda etapa del puerto de Mariel, a cargo de la empresa brasileña Odebrecht. El enclave se convertirá en una plataforma logística de importancia regional debido a su ubicación geográfica y como resultado de la decisiva contribución cubano-brasileña para el provecho de sus respectivos pueblos.

 

Anuncios