Etiquetas

roitman

“Los enemigos están entre nosotros”

Fidel Castro Ruz

Con vehemencia e indignación ha escrito Marcos Roitman  sobre la historia de los golpes de estado en América Latina y el Caribe. El ensayo presentado en el Centro de la Diversidad Cultural Venezolana en Madrid, analiza el contexto golpista a finales del siglo XIX y llega a nuestros días revelando diferentes características y fines similares. Hasta el último párrafo el autor es consecuente con su visión contemporánea sobre una amenaza latente no solo en aquella región. Así la define: “Si la finalidad de los golpes es torcer la voluntad de un pueblo, suprimir derechos y libertades, recibir órdenes  del exterior y asumir los postulados de organismos internacionales, bancos, troikas, transnacionales y del complejo industrial-militar, sin rechistar, el golpe constitucional triunfa sin disparar un solo tiro. Ese es el peligro al que nos enfrentamos. Desenmascararlos es labor de todos aquellos que se sientan comprometidos con la libertad, la justicia social, la democracia y el socialismo”.

roitman-2Esos tiempos de oscuridad que dan título al libro exponen el golpismo como una técnica recurrente para romper las luchas sociales de los movimientos anticapitalistas. Se  dirimen el conflicto político y el cambio social mediante la fuerza militar con el propósito de acceder al poder aunque sus consecuencias sean crímenes de lesa humanidad. Marcos Roitman, doctor en Ciencias Políticas y Sociológicas por la Universidad Complutense de Madrid, es chileno y lleva 40 años en España tras el golpe militar a Salvador Allende: “Fui uno de tantos jóvenes que vio truncarse el 11 de septiembre de 1973 un proyecto de vida donde no cabía la traición, la tortura, la represión y el odio. La situación era inimaginable”. Antes y después de la masacre chilena más de 200 golpes en América Latina y el Caribe refrendan lo que sigue siendo un método de imposición de intereses adecuándose a su época.

Hechos recientes en Venezuela, Honduras y Paraguay corroboran actuaciones que pretenden enmascarar la vigencia del golpe como estocada mortal contra los procesos sociales beligerantes. Durante el período de la guerra fría se experimentaron tácticas que conviven en nuestros días. Las guerras de baja intensidad, las acciones encubiertas siguen siendo procesos de desestabilización con la finalidad de revertir. El politólogo argentino Atilio Borón apoya la denuncia de Roitman en el prólogo del libro: “La coerción militar tan preponderante en el pasado cede protagonismo a otras formas de presión, de ahí aquello del “soft power”: derrocamientos institucionales de gobernantes legítimos apelando al protagonismo de los congresos o el poder judicial, “golpes de mercado” puestos en evidencia por la fuga de capitales, huelga de inversiones, acaparamientos y desaparición de recursos básicos…”

No en balde el embajador venezolano en España, Mario Isea, dijo en la Embajador venezolanopresentación del libro Tiempos de Oscuridad que “obras como esta crean conciencia sobre la verdad de los procesos en nuestro continente y recuerdan los intereses mezquinos que rayan en el genocidio”. El catedrático emérito de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid y ex embajador de España en Venezuela, Raúl Morodo, recordó que tras las revelaciones de Edward Snowden –ex de la CIA y de la NSA- también los europeos podemos ser controlados por el gran hermano”.

Anuncios