embajador1

“Sin libertad e independencia no habría cultura cubana” enarboló el embajador cubano en España, Eugenio Martínez Enríquez, al celebrar el Día de la Cultura Nacional en la sede de la misión en Madrid donde representantes de otras sedes diplomáticas, el laureado pianista Frank Fernández, empresarios e intelectuales españoles  y cubanos residentes participaron en la fiesta de la cubanía.

TeatroA teatro lleno  transcurrió la conmemoración que comenzó con el himno nacional, consagrado a la libertad de la isla  y que resonó por primera vez, con fuerza eterna, en Bayamo, el 20 de octubre de 1868, diez días después de iniciada la guerra por la independencia. El acontecimiento histórico revive cada 20 de octubre, Día de la Cultura Cubana. Al recordar la fecha Eugenio Martínez rememoró el contexto histórico que forjó la cubanía y que hoy reafirma la voluntad de “defender a Cuba como queremos que sea”, destacó el embajador cubano.

Un fragmento del documental “Silvio Rodríguez, Ojalá” animó la noche. Los participantes acompañaron la propuesta cantando junto a Silvio “¿Qué cosa fuera la masa sin cantera…?” y Susana Zardiñas, Consejera Cultural, anunció que el próximo mes se verá íntegramente en el teatro de la embajada.

José María Alfaya, autor y productor español, cantó poemas de Carilda Oliver Labra quien le ha inspirado el disco “Poemas como canciones. La Vida hecha canción” que será presentado el  7 de noviembre en el auditorio Marcelino Camacho en Madrid.

“Si me quitan Cuba no existo” cantó Orlis Pineda, cantautor cubano. Orlis  recientemente presentó su disco “Reiniciando” e insiste en fortalecer sus raíces con cada entrega musical porque considera que “árbol que no lleva raíz se queda inválido”.

Del maestro Frank Fernández, se disfrutó con su “Guaguanpiano” exhibido a través de un video. El virtuosismo al piano junto a los Muñequitos de Matanzas trasladó a los asistentes hasta uno de los escenarios cubanos donde mejor se vive el ritmo vibrante y genuino del Guagancó.

El Día de la Cultura Cubana en Madrid fue una noche para no olvidar.

Anuncios