Concentracion por los cinco

Convocados por el Comité de Madrid por la Liberación de Los Cinco, los activistas se congregaron frente a la sede de la embajada de Estados Unidos en Madrid para reclamar al presidente Barack Obama que ponga en libertad a esos luchadores.

Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Fernando González, Ramón Labañino y René González fueron arrestados el 12 de septiembre de 1998 en la ciudad de Miami por dar seguimiento a las actividades contra Cuba de grupos terroristas asentados en la potencia norteña.

En 2001 fueron sentenciados por un tribunal de esa urbe con severas penas, que van desde dos cadenas perpetuas hasta 15 años de privación de libertad.

Tras cumplir su condena en octubre de 2011 y otro período más de libertad supervisada, René González pudo retornar este año a la isla luego de renunciar a la ciudadanía estadounidense.

Los desmesurados castigos que recibieron, además de las condiciones inhumanas que han vivido durante el largo cautiverio, fueron denunciados esta noche por numerosas organizaciones defensoras de su causa.

Siguen encarcelados a pesar de que, tanto la jueza encargada del caso, como el Fiscal General reconocieron que hubo irregularidades durante el proceso y que la misma Corte de Apelaciones de Atlanta declaró nulo y sin valor el juicio, recordaron.

En un manifiesto leído ante la legación de Estados Unidos, el Comité de Madrid precisó que Obama ya no tiene ninguna excusa y cuenta con los argumentos suficientes para indultar a Los Cinco, como son identificados esos hombres en las campañas por su excarcelación.

Durante todos estos años, la historia no ha conocido un caso que hubiera experimentado un movimiento de solidaridad mundial como éste y ninguno ha tenido tal grado de pronunciamientos, subrayó el texto.

Los asistentes a la concentración, quienes portaban fotos de los antiterroristas y banderas de la nación antillana, corearon consignas como Los Cinco son y serán ejemplo de dignidad y Cuba lo dice y tiene razón, los cinco cubanos inocentes son.

Como parte de la jornada para exigir el fin de la injusticia contra esos luchadores, los participantes en la protesta llevaban brazaletes y lazos amarillos en su ropa, ante un llamado internacional a usar ese color en las manifestaciones de este jueves.

Esa iniciativa apunta directamente a la sensibilidad del pueblo estadounidense, familiarizado con el símbolo del lazo amarillo como señal de que alguien querido es esperado en casa.

Acciones similares a la de Madrid se repitieron en otros puntos de la geografía española como Alicante (Valencia) y Bilbao (País Vasco), que contaron también con la adhesión de organizaciones de cubanos residentes en este país.

Anuncios