Etiquetas

Aunque la búsqueda de petróleo en el Golfo de México ha sido infructuosa para Cuba, el país espera aumentar considerablemente la refinación de crudo, al duplicar la capacidad de su refinería de Cienfuegos, 250 km al sureste de La Habana, que opera con petróleo venezolano.

“Estamos optimistas, esperamos tener el financiamiento completo en los próximos seis meses”, asegura a la AFP Ricardo Caballero, director de Cuven Petrol SA, una empresa conjunta entre las compañías petroleras estatales cubana y venezolana, Cupet y PDVSA, respectivamente, que opera la refinería.

El financiamiento de la ampliación de la refinería y la construcción de una unidad de producción de gas natural licuado (GNL) debería ser chino, bajo los términos de un acuerdo preliminar alcanzado en 2011 durante una visita a Cuba del ahora número uno chino, Xi Jinping.

Pero el acuerdo ha demorado en concretarse. La inversión es del orden de 5.000 millones de dólares para la refinería y de otros 1.200 millones para el proyecto del GNL, según Caballero. Los trabajos tomarían unos cuatro años.

A la espera de la conclusión definitiva del acuerdo, Cuven Petrol afina los proyectos. “No podemos hablar de financiamiento mientras los proyectos no estén totalmente concluidos”, afirma Caballero para justificar las demoras en cerrar un acuerdo definitivo.

El contratista principal de los trabajos debería ser asimismo chino, con un aporte italiano en ingeniería, y en la ciudad de Cienfuegos ya comenzaron los trabajos de construcción de alojamientos para los obreros asiáticos.

Con una capacidad actual de tratamiento de 65.000 barriles diarios -que con la ampliación sería elevada a 150.000 b/d-, la refinería Camilo Cienfuegos es la más grande de las tres existentes en Cuba, por encima de las de La Habana (36.000 b/d) y de Santiago de Cuba (22.000 b/d).

Construida en los años 80 con ayuda de Moscú, la refinería había prácticamente paralizado sus actividades a comienzos de los años 90 a causa del colapso soviético, que había cesado sus entregas de crudo a la isla.

Aunque la capacidad de refinación es de tres millones de toneladas al año, la Camilo Cienfuegos refinó solo un millón de toneladas entre 1991 y 1995.

El relanzamiento de la producción tuvo lugar en 2007, con una inversión de 180 millones de dólares aportados por Venezuela, y permitió una renovación de las instalaciones.

La refinería ha estado operando exclusivamente desde entonces con crudo venezolano, “comprado a precios del mercado internacional”, subraya su director. Casi el 80% de los productos -gasolinas, fuel, GPL, combustible de aviación- son comprados por Cupet a PVDSA y son finalmente consumidos en Cuba.

Los subproductos son usados en una central térmica vecina, una de las ocho de la isla, que genera el 13% de la electricidad del país.

“Es un buen negocio para los dos países”, destaca Caballero quien rechaza que la incertidumbre por la situación en Venezuela, cuyo presidente Hugo Chávez está hospitalizado desde hace dos meses en La Habana tratándose un cáncer, pueda afectar los planes petroleros en la isla.

Venezuela envía unos 100.000 b/d a Cuba en condiciones preferenciales de pago, y es el principal abastecedor de crudo a la isla.

El responsable de Cuven Petrol se manifiesta optimista a pesar del fracaso de las prospecciones petroleras en aguas cubanas del Golfo de México: “Todavía quedan numerosos bloques de exploración y eso es una esperanza tremenda”, asegura.

La zona económica cubana del Golfo de México, de 112.000 km2, fue dividida en 59 bloques, 22 de ellos en contratos de riesgo con compañías de Noruega, España, India, Venezuela, Vietnam, Malasia, Angola y Rusia.

Algunos estudios estiman que en esa zona hay reservas probables de entre 5.000 y 9.000 millones de barriles de crudo, pero las autoridades cubanas afirman que llegarían a 20.000 millones de barriles.

La española Repsol, asociada con compañías de India y Noruega; la rusa Gazpromneft (Rusia) y Pc Gulf (Malasia), así como la venezolana PDVSA, respectivamente, dijeron que sus resultados de exploración no ofrecen perspectivas comerciales.

Cuba produce casi la mitad del petróleo que consume de pozos en tierra y aguas poco profundas.

Fuente: AFP

Anuncios