El Parlamento cubano culmina este jueves su VII Legislatura con el análisis en plenaria de los proyectos de plan económico y presupuesto de 2013, así como el comportamiento de ambos aspectos este año.

Los debates del Décimo Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular tienen lugar después de tres jornadas de trabajo en el habanero Palacio de Convenciones, donde lunes y martes se reunieron las 12 comisiones permanentes y el miércoles presentaron sus informes varios organismos.

Según discusiones previas, el plan y el presupuesto estarán regidos por los principios de la búsqueda de productividad, eficiencia y ahorro, en sintonía con los lineamientos del VI Congreso del Partido Comunista para la actualización del modelo socio-económico del país caribeño.

Datos preliminares apuntan a una proyección de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de un 3,7 por ciento en 2013, superior al 3,4 estimado para este año, en el que en definitiva el indicador debe cerrar en 3,1, a partir de incumplimientos en el sector de la construcción.

Las áreas sociales como la salud, la educación y la cultura deben mantener un peso importante dentro del presupuesto, aunque con un enfoque de mayor racionalidad, a tono con la actualización económica, señalaron diputados.

En la plenaria de la Asamblea se espera una intervención del vicepresidente Marino Murillo, quien encabeza la comisión de implementación de los lineamientos del Partido.

Cuba avanza en sus transformaciones socio-económicas, entre las que sobresalen la reactivación de la empresa socialista, el auge de formas no estatales de gestión, el estímulo a las exportaciones y la sustitución de importaciones, la prioridad de elevar la producción de alimentos y la aplicación de la ciencia en función del desarrollo.

Tales temas fueron analizados en las comisiones permanentes, junto a otros como las fuentes renovables de energía, el turismo, la protección del medio ambiente, la salud pública y el fortalecimiento de la democracia participativa.

Anuncios