Casi un millón de personas -927.890- emigraron de España entre enero de 2011 y septiembre de 2012. De ellos, 117.523 (12,6%) eran españoles. En los primeros nueve meses de este año, además, se fueron de España 54.912 españoles, un 21,6% más que en el mismo período del año anterior (45.161), según estimaciones del Instituto Nacional de Estadística.

En total, entre enero y septiembre de 2012 salieron del país 420.150 personas, de los que 365.238 eran extranjeros. Son 37.539 personas más que en el mismo periodo de 2011, sobre todo por la emigración de los españoles

El saldo migratorio —la diferencia entre las personas que entran y las que se van— fue durante esos nueve meses de -137.628 personas, de ellas 25.539 eran españoles y 112.089 extranjeros; por primera vez el saldo migratorio ha sido negativo respecto a los españoles en todas las comunidades autónomas.

Este saldo total, contabilizando españoles y extranjeros, ha pasado de ser positivo —es decir entraban más personas de las que salían— en 2009, que fue de 47.362 y en 2010, con 62.156, hasta llegar a 2011, que se registró un saldo de -50.090 personas. Por otro lado, según el INE, en los doce últimos meses, la población española se ha reducido de forma global en 45.245 personas.

La comunidad autónoma de la que más personas han emigrado durante los nueve primeros meses del año es Cataluña, con 149.545 salidas; le sigue Madrid (73.506), la Comunidad Valenciana (40.506), Andalucía (31.609) y País Vasco (31.237). La comunidad que cuenta con un saldo migratorio —la diferencia entre los que entran y se van— de españoles peor es, asimismo, Cataluña, con -6.521.

Le sigue Madrid, con un saldo de -5.158 españoles, y Andalucía, con un saldo de -2.926 españoles. En cuanto al saldo migratorio total, que suma extranjeros y españoles, Cataluña vuelve a tener la cifra más baja, con -77.524, seguida por el País Vasco (-20.798) y Madrid (-18.240).

Fuente: www.20minutos.es

Anuncios